¿Qué puerta es la mía?

0
289
solo toma conciencia y revisa si tienes alguna conversación pendiente y si debes pedir perdón.

Cuando trabajamos desde la terapia los patrones tempranos, hay técnicas que se utilizan en sesiones en las que deben participar toda la familia, debemos tener en cuenta que en las diferentes técnicas a utilizar, hay una parte importante a resaltar que son vínculos y apegos. Vivimos en una sociedad tan apegada que somos nosotros mismos los que nos enmanillamos y limitamos nuestra propia libertad.

Cuando trabajamos las memorias traumáticas hay diferentes disparadores que tienen una activación emocional y preparan el organismo para ese peligro percibido en una respuesta inmediata e inconsciente, se llega a la fase de triunfo cuando percibimos gratitud, alivio, euforia, alegría u optimismo, es una sensación de placer cuando todas mis defensas se han movilizado y se demuestra que se tiene una mayor resiliencia. Si nuestras defensas emocionales no han sido eficaces nuestro sistema se queda desorganizado y este estado queda alterado en las posteriores reacciones defensivas hacia una hiperactivación o una hipoactivación.

Esta reacción de la conducta de la persona se basa en la respuesta autodefensiva que ha obtenido sobre las acciones que recibe o interpreta, aumenta su nivel de seguridad y confianza sobre si mismo, cuando no es el esperado y sus expectativas no se cumplen llega a sentirse en el rol de víctima por ejemplo con los amigos, se siente en el rol de salvador en el trabajo encontrando soluciones para todo y cuando esta con la pareja o los hijos tiene el rol de perpetrador.

He puesto este orden como podría ser otro, dependiendo del tipo de apego que tenga la persona en su relación con el entorno, ninguno de los tres roles es bueno ni para la persona que los obtiene que se acostumbra a vivir con ellos como para el entorno que le rodea por que tiene a una persona que su relación consigo misma y con los demás no es saludable.

¿Cuántos de tus miedos has inculcado a la gente para que no tome la acción de algo?

Si nos paramos a pensar en nosotros mismos veremos que en nuestras relaciones hemos estado alguno de los tres roles, consciente o inconscientemente.
Para que este comportamiento no ocurra debemos realizar una introspección desde donde observarnos desde otra perspectiva, pertrechando nuestro talento e ingenio, desde la capacidad de reconocer nuestros limites para no facultar a nuestros miedos de autoridad y aprendiendo a reflexionar sobre la forma o manera en la que me relaciono conmigo mismo y con el conjunto de personas que me rodean. Esto nos hará la vida más sencilla, aceptando y reconociendo las inquietudes, fortalezas, sueños… de otras personas para que puedan diseñar o reescribir su propio capítulo de vida, sin ser juzgados desde nuestro propio ego, o desde nuestros propios miedos.

¿Cuántas de tus envidias han cerrado el paso a personas de tu entorno?

¿Cuántos de tus miedos has inculcado a la gente para que no tome la acción de algo?
¿Cuántas de tus envidias han cerrado el paso a personas de tu entorno?
No hace falta que contestes, solo toma conciencia y revisa si tienes alguna conversación pendiente y si debes pedir perdón.

Psicoterapeuta – Trabajador social – Postgraduado en bioingenieria

Tienes preguntas para nuestro Psicoterapeuta?

Te gustaría reservar cita con él ?

Para cita, (presencial o por skipe) si eres suscriptor puedes beneficiarte de una oferta especial.

Rellena el siguiente formulario